Suscríbete aqui para recibir a Diario nuestras actualizaciones directamente a tu Correo
 
Alojado en egrupos.net

jueves, 12 de junio de 2014

Poderosa Oración para la sanidad de enfermos graves


Cuando leas esta oración, cambia las palabras "un enfermo", "este enfermo", "los enfermos" u otros parecidos, por el nombre real de la persona por quien estás orando.

Todopoderoso Dios, vengo hoy a clamarte haciendo esta oración.

Te presento la condición de su cuerpo que necesita tu sanidad. 

Sé Dios que no hay nada imposible para ti, porque aunque un enfermo esté muy grave y a punto de morir, tú tienes el poder para extender sus años de vida como lo hiciste con el Rey Ezequías.


En la Biblia dice que grandes multitudes que llevaban cojos, ciegos, lisiados, mudos y muchos enfermos más, los pusieron a tus pies; y tú los sanaste. Haz lo mismo por este enfermo. 

Todopoderoso Jesús, escucha esta oración para un enfermo, ven a él/ella y deja que al menos toque el borde de tu manto para que quede sano como dice la historia en el libro de Marcos 6.

Ven Jesús, divino sanador, y recorre la habitación de un enfermo que te necesita, y elimina su enfermedad y dolencia. 

Entra en su casa y toca su mano así como lo hiciste con la suegra de Pedro para que se levante y te sirva. 

Oro Dios mío para que este enfermo te siga y tú lo sanes con tu gran poder. 

Amado Jesús, llega a su vida, mira su condición y ten compasión para sanarle. 
Señor, acuérdate de las veces que este enfermo ha hecho algo por otras personas y cómo las ayudó, porque tú prometes en el Salmo 41:1-3 que lo confortarás en la enfermedad y lo alentarás en su lecho de dolor. 

Espíritu Santo, te ruego que convenzas a este enfermo de ser humilde ante Dios para que no cometa el error de Asá, quien enfermó pero no buscó tu ayuda sino que solo confió en la capacidad de los médicos y terminó muriendo. 

Pero también, bendigo a los doctores y a la gente que lo cuida para que tengan tu sabiduría; y que así puedan identificar fácilmente la causa de la enfermedad. 

Deseo que este enfermo sea como uno de los ciudadanos de Sión, la santa ciudad donde tú habitas, porque allí ninguno de sus habitantes se enferma, y sus pecados son perdonados. 

Dios, te suplico que perdones si el enfermo tiene un corazón orgulloso. Tócale con tu amor y humildad para que no sufra la destrucción de su cuerpo, carcomido por la plaga como lo fue el rey de Asiria. 

Oh Dios, provee una persona llena del poder de sanidad de tu Espíritu como lo fue Elías, que hizo oración por el hijo de aquella viuda de Sarepta y revivió; para que haga lo mismo para el enfermo por quien estoy orando. 

Si es que algún hombre o mujer de Dios viene a la ciudad con tu poder, ayúdame a llevar a este enfermo a ese encuentro para que reciba tu sanidad. 

Jesús, le atenderé a este enfermo como si fueras tú mismo para que luego no me reclames que ignoré al necesitado. 

Dame la determinación para visitar al enfermo y llevarle esperanza. 

Guárdame de no abandonar al enfermo para que muera; al contrario, dame los recursos para ayudarle a que este se levante. 

Dios mío, dame una palabra tuya que yo pueda transmitirle al enfermo, para que obedeciendo tu palabra se sane así como fue el caso de Naamán. 

Señor, si quieres usarme a mí, entonce bendice mi próxima visita a este enfermo, para que yo le unja con aceite como lo hicieron tus discípulos, y sanaron a muchos enfermos. 

Señor Jesús, yo creo en el poder de tu gran nombre, pondré entonces mis manos sobre el enfermo y recobrará su salud. Permite que esta señal ocurra para gloria tuya! 
Dispongo mi corazón para unirme a tus discípulos y recibir la impartición de tu poder para sanar a los enfermos como está escrito en Mateo 10:8. Pero no lucraré con esto, porque lo que gratis recibo, gratis lo daré!. 

Bendigo la vida y mente de este enfermo para que no piense con incredulidad, sino que reciba un milagro tuyo. Impón también tus manos sobre este enfermo Jesús!. 

Por favor dale buen ánimo en este tiempo, porque esto le ayudará a levantarse de esta enfermedad. 

La Biblia dice que tú Jesús cargaste con nuestras enfermedades y soportaste nuestros dolores. 

Por todo esto Señor, confío que tu buena voluntad se hará en el cuerpo y la vida de este enfermo.

...Amén!

Suscríbete aqui para recibir a Diario nuestras Oraciones en tu Correo
 
Alojado en egrupos.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario